Cáncer de Mama PDF Imprimir E-mail

1. Envoltura cutánea

-  Pezón: Suele estar hacia fuera, pero en algunas  mujeres puede estar retraído sin que esto signifique algo grave.

-  Areola:  Zona más pigmentada que el resto de la mama y está formada por fibras musculares y glándulas sebáceas, muy desarrolladas que son las  responsable de las elevaciones que aparecen en esta zona.

 

 2. Glándula mamaria

 Está constituida por un número variable de lobulillos  (entre 10 y 20) y otros tantos conductos excretores o galactóforos que desembocan en la base del pezón. Estos lobulillos son los encargados de producir la leche materna. 

3. Cubierta célulo-adiposa

Formada por tejido graso que da consistencia a la mama y determina, junto al volumen de la porción glandular, el tamaño definitivo de la mama 

 

¿Cómo funciona?

 

En la pubertad comienza la producción hormonal femenina de estrógenos y progesterona, que son las causantes del desarrollo mamario que se empieza a observar en este momento de la vida.

 En la menstruación, los niveles hormonales aumentan con el consiguiente crecimiento lobulillar que se traduce en la palpación de pequeños nódulos y en un aumento del tamaño y de la sensibilidad mamaria.

 Cuando la mujer está embarazada, el flujo hormonal es máximo y las mamas aumentan de tamaño por la ramificación del sistema de conductos y el desarrollo de los lobulillos secretores.  Sin embargo, hasta después del parto no se producirá leche materna como tal, porque sólo en ese momento empezará a actuar la hormona encargada de que la secreción se lleve a cabo.

 Porque si un tumor mamario es detectado tempranamente significa una curación en un alto porcentaje de casos.  Ahí radica la importancia de realizar el autoexamen y de acudir al médico lo antes posible cuando se detecta alguna anomalía.

 

  • 1. Prevención

 

¿Quién está en riesgo de contraer cáncer de mama?

 

Todas las mujeres están en riesgo de contraer cáncer de mama, y el riesgo aumenta con la edad.   El cáncer de mama es el más común en mujeres, y es necesario indicar que tres cuartas partes de los casos de cáncer de mama ocurren en mujeres mayores de 50 años.  Una mujer de 70 años tiene casi el doble de probabilidad de contraer cáncer de mama durante el próximo año que una  mujer de 50 años.

 

¿Hay mujeres con mayor riesgo?

 

Sí.  El riesgo es mayor para  aquellas mujeres con antecedentes familiares o cuyas parientes cercanas (sus madres o hermanas) han padecido la enfermedad, especialmente si esa pariente fue diagnosticada antes de la menopausia.  Sin embargo, cuatro de cada cinco mujeres que contraen cáncer de mama no tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

 

  •  2. Chequeos

 

¿Qué se puede hacer para protegerse contra el cáncer de mama?

 

Ya que todavía no sabemos qué causa el cáncer de mama o cómo prevenirlo, la mejor protección es detectarlo tan pronto como sea posible y tratarlo de inmediato.   Algunos investigadores también están estudiando la posible influencia de factores como la herencia, el ambiente, el estilo de vida y la alimentación.

 

1.    Hágase mamografías con regularidad.  Las mamografías deben comenzar a los 35 años de edad.

 

2.       Acuda a su médico mastólogo para hacerse exámenes regulares de mama.  Estos exámenes deben hacerse al menos cada año desde los 20 años.

 

3.       Practíque autoexámenes mensuales de la mama. Pídale a su médico que le enseñe la manera correcta de realizar un autoexamen de mama.

 

1.        Realice  su  autoexamen mamario todos los meses, durante la semana siguiente a la menstruación. Si no tiene menstruaciones hágalo en un día fijo de cada mes. Palpe suavemente sus manos en forma circular para reconocer cualquier cambio de consistencia, bulto o retracción. Mírese en el espejo.

 

2.        Realice un examen mamario cada 6 meses (dos veces en el año) con un médico especialista en patología mamaria (mastólogo).

 

 

3.         Realice una primer mamografía después de los 35 años.

         A partir de esa edad, el médico especialista indicará la frecuencia de las mamografías, de acuerdo a las condiciones de cada paciente. 

 

 

¿Por qué es importante el autoexamen de sus mamas?

 

Porque la mama es un  órgano importante que cumple dos funciones primordiales:

                                                              

·          Estética

·          Fisiológica (lactancia)

 

Por lo tanto, debe recibir los cuidados necesarios para que pueda llevar a cabo las funciones antes indicadas.

 

Porque se ha demostrado que una de cada diez mujeres podrá presentar el cáncer de mama en algún momento de su vida, y es mucho más frecuente en aquellas cuya edad está comprendida entre los 45-65 años.

 

Factores de riesgo para  tener en cuenta

 

·  Antecedentes familiares de cáncer de mama (madre, hermanas,  y tías).

·          Menarquia (primera regla) temprana.

·          Menopausia (última regla) tardía.

·          Nacimiento del primer hijo después de los 30 años.

·          Mujeres sin hijos.

·          Estrés.

·          Exposición a radiaciones.

·          Obesidad.

·          Dieta rica en grasas, etc.

 

En LALCEC y en casi todos los hospitales  funcionan servicios especializados en patología mamaria